1.1- Juntas de Construcción,Dilatación y Cortes

Este apartado es uno de los más importantes a la hora de conseguir una solera de gran calidad y durabilidad, ya que la “muerte” de la solera en su vida útil comienza precisamente por estos puntos. La unión de soleras de un día con otro (Juntas de Construcción), los cortes de juntas de retracción, la unión de las soleras con los paramentos verticales, el detalle de cómo solucionar la unión en pilares y arquetas existentes, son los puntos críticos a los que se les debe prestar la mayor atención posible y solucionar de forma que se controle lo mejor posible la fisuración y los movimientos desde estos puntos críticos al resto de la solera.

Para ello se utilizan distitos tipos de juntas de acero que bajo la marca comercial de diversos fabricantes se ponen a disposición de los profesionales del pavimento para que, con una correcta colocación y manipulación de las mismas, reforcemos estos puntos críticos comentados.

Las más utilizadas por su fácil colocación y economía son las ejecutadas con angulares LPN 50x50x5 ( Incluso inferiores en dimensiones ) con garras electro-soldadas que hacen la función de preservar el canto vivo del hormigonado de un día con otro a la fatiga del rozamiento de la maquinaria que pasará constantemente por ella.

Otro tipo de juntas son las tipo alphajoint que, además de proteger al impacto o rozamiento de la tracción de los vehículos, son capaces de absorber los movimientos que se producen en las soleras tanto en horizontal como en vertical, haciendo un trabajo sordo pero fundamental para impedir el escalonamiento típico de una solera con otra por retracción o empuje. ( Son comercializadas por distintas marcas, de fácil instalación y de resultados muy satisfactorios )

Con respecto a las juntas de retracción haciendo paños de 20-25 m2 repartidos en la solera, es importante hacerlos a su debido tiempo para evitar las fisuras en las primeras horas de vida de la solera y siempre a 1/3 del espesor de la losa.

Es imprescindible sellar las juntas de construcción y retracción con masilla de elasticidad permanente; ya que son necesarias para absorber las retracciones y pequeños movimientos de la solera. Si la junta no se sella, acabará taponada por el polvo, arena y suciedad que esté presente en la solera, por lo que no realizará la función por la que fué realizada.

 

< Volver al índice